Blogger templates

domingo, mayo 11, 2008

:: De hadas ::



Hay algo que no sabes de las hadas…

Existen, es verdad; pero a veces no siempre de la forma en la cual creemos. Yo he visto muchas y sé que hay diversidad de especies y géneros, por eso, se pueden encontrar en la mayoría de los lugares (en donde el ojo humano tan sólo percibe el 10 % de lo que en realidad tiene en frente).

Las hadas, es posible que sean como las han descrito, sin embargo, no han dicho todavía lo suficiente de ellas, y de eso sólo una breve cosa te voy a contar…

Son seres de luz (es decir, energía) que toman diversidad de formas según la persona que crea en ellas (esto es casi una cuestión de fe). Por ejemplo, un jardinero gusta de contemplar sus flores y le es grato cultivarlas porque le brindan una razón para sentirse feliz. En este caso, las hadas se encuentran viviendo en cada grano de polen de las flores. Sí, las hadas son de un tamaño diminuto, casi imperceptible a los 5 sentidos humanos, tan sólo pueden percibirse por un sentido que va más allá de lo normal, en donde se encuentra mucho la imaginación de la persona; por eso no todos pueden “creer” en ellas tan sólo porque “no las perciben o ven”.

Volvamos al jardinero… Un hada vive sola dentro de un mundo (imagine un planeta pequeñito o una lámpara de Aladino) en el cual sólo cabe una, y cuando ella desocupa ese mundo, éste desaparece y se convierte en un polvo bastante raro (algo así como polvo cósmico) que, cuando es percibido por alguno de los 5 sentidos de las personas (porque eso sí, el polvo queda en el lugar en donde siempre permaneció el hada), les regala la esencia que se ha dejado y les otorga un sublime momento mágico (ahora ya sabes qué ocurre cuando hueles una flor, ves un atardecer, escuchas la brisa del mar, tocas una hoja de cerezo, o muerdes el pasto).

Pero, entre todas las hadas, tengo cierta inclinación por las hadas de la lluvia, cuya historia es bastante diferente a todas las demás:

Cuando el cielo se oscurece y está listo para llover, rayos y relámpagos se ven en el cielo -así es como nacen las hadas- y se escuchan truenos fuertes que no es otra cosa más que el anuncio de que ya han nacido.

El tiempo de vida de un hada (dentro de la gota) es, para nosotros, corto; Sin embargo, viven el tiempo suficiente para el universo en el cual ellas se rigen. Cuando nace un hada de lluvia es como una chispa de luz, y ésta debe buscar rápidamente una gota de agua para poder entrar en ella y vivir ahí. El transcurso que toma a la gota fabricarse, caer en el cielo, llegar a la tierra y chocar con el suelo nos parecería extremadamente corto, pero para las hadas es más que suficiente para vivir, porque al entrar en la gota de agua, las hadas permanecen un tiempo de gestación y se van desarrollando a medida que la gota va cayendo.

Al principio, la “chispa de luz” entra a la gota y se alimenta de los nutrientes del vital líquido (recordemos que la gota de lluvia de extremadamente limpia cuando nace), luego, mientras se alimenta y se va desarrollando el hada, ésta desprende (como proceso normal de gestación) una energía invisible que regresa a la gota de lluvia energías diferentes a las cuales tuvo antes, y esa gota con esa energía es de gran ayuda para los seres vivientes de este planeta.

Esto se lleva a cabo tal vez durante toda la mitad del recorrido de la gota de agua; cuando termina el proceso de gestación del hada, ella permanece aún dentro de la gota pero en un estado de meditación (algunas en una posición de yoga –para ellas llamada “Riyukha”-) que muestra claramente el proceso de auto-crecimiento y meditación que ellas deben llevar a cabo para estar listas al momento de “la separación –Tylka Janak- ” (cuando la gota cae, se fragmenta y ellas escapan velozmente).

Así va creciendo poco a poco el hada, dentro de la gota, y experimenta varias transformaciones a medida que la gota va cayendo y va sirviendo de hogar y sustento a ella. Los cambios que experimenta a partir de este momento, son, por ejemplo, notar que empieza a crecer de tamaño y a transparentarse poco a poco, las alas le empiezan a crecer pero no como comúnmente sabemos, más bien, nacen en la espalda y, pegándose al cuerpo, lo cubren como si fuera un manto fino para protegerla (esto es común en varias hadas, porque se cubren con sus alas para que éstas se hagan resistentes y se impregnen de la energía que poco a poco van acumulando durante su vida en la gota), luego se van abriendo las alas y empiezan a extenderse dentro de la gota, preparándose para el momento de la salida.

Pero, no todas las gotas de agua tienen un hada dentro, tan sólo el 5% del total de gotas que caen en una noche (sí, se me olvidaba decirte que este proceso sólo ocurre de noche, aunque tengo entendido que a veces ocurre de día, en raras ocasiones, en esos días en que podemos observar el arcoiris -ahora sabes porqué aparece-).

Y cuando, la gota está a punto de caer y chocar al suelo, el hada está más que preparada para salir y espera el momento en el cual la gota choca, explota y, junto con los fragmentos de agua; extiende sus alas a una fuerza tremenda que provoca que se fabriquen en el impacto minúsculas partículas más de agua (por eso cuando ves una gota caer, a veces observas fragmentos despedidos en varias direcciones).

Hay variedad de casos en los que las hadas suelen estar, no faltará esa gota que caiga en un lago, al suelo, sobre un árbol, en el vidrio de una ventana, en el espejo de un auto, encima de una lámpara, sobre una fogata, o incluso esas gotas que en el aire (por causa del viento) lleguen a unirse y formen una nueva…

Todo esto, no representa problema para ellas, he dicho que se rigen por principios muy diferentes a los nuestros y dentro de su universo existen realidades que ni la imaginación del más audaz, podría formular (tengo entendido que, éstas hadas, después de desarrollarse y caer junto con la gota, al salirse de ella, se convierten en un hada diferente, dependiendo el lugar en donde ha caído). He visto, cuando llueve y pego mi nariz a la ventana (por ejemplo) que las gotas que chocan van formando figuras extrañas y de singular apariencia; y, cuando me pongo a analizar; son las mismas figuras que observé alguna vez en las nubes… ¿Será coincidencia, o tan solo mera sugestión?

Anoche llovió y sólo por curiosidad tomé fotografías de la noche, algunos pensarían que son efectos de cámara o espectros formados por las variaciones luminosas del entorno; como sea, me gusta pensar que pude fotografiar un hada…

Fotografía Original:

Resaltado:

Zoom:

Interpretación:

Fotografía Original:

Resaltado:

Zoom:

Interpretación:

4 comentarios:

Sergio_SY dijo...

"He visto, cuando llueve y pego mi nariz a la ventana (por ejemplo) que las gotas que chocan van formando figuras extrañas"

eso de pegar la nariz en la ventana... de que cancion la sacaste?

Sergio, del Perú

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Mmmmm la verdad no sé... :S!!
A lo mejor fue de una canción, o película o libro o chance y por pura casualidad lo escribí...
Mmmmm no, no recuerdo...
Creo que visualicé mentalmente alguna escena de alguna película, lo relacioné con algún texto y de ahí salió...
:P Plop!
Gracias por tu comentario.

SrItA. mUeGaNiTa =D dijo...

Yo no entiendo porque mucha gente se encarga solo de cuestionar tus pensamientos o creencias??

Por q no solo leen, reflexionan y lo ven como algo magico y placentero??

=/...

Eduardo Robles Pacheco dijo...

SrItA. mUeGaNiTa =D:

Quién sabe jejeje, hay tanta diversidad de personas como de creencias, que lo único que podemos hacer es hacernos al hábito del respeto y la tolerancia, y claro, agradecer cualquier comentario que se haga porque es uno de los tantos propósitos de postear...

Gracias por tu comentario XD!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...