Blogger templates

viernes, octubre 30, 2009

:: El Día de Muertos se acerca... ::




Durante la semana más cercana a la celebración del día de muertos (en nuestro caso la semana que está en curso), tienden a hacerse presentes nuestros queridos difuntos. Esto es más un acto de fe y tradición que un hecho científico comprobado formalmente; ya que varía respecto a nosotros, los que aún estamos en vida; y varía en cuanto a nuestras creencias, valores y tradiciones.


Como decía, nos empiezan a saludar, vienen esporádicamente, como si nos pusieran al tanto de que pronto han de venir a hacerse de la esencia de la tradicional y bien intencionada ofrenda; y nos lo muestran mediante sucesos inesperados y que solemos algunos calificar de travesuras sacudidoras de nuestra espina dorsal, pero en ningún momento las tomamos como fuentes de pánico o temor.


Mi hermana estaba recostada en el sillón y sobre el lado de su cabeza, en el brazo del sillón, yacía un vacío vaso de vidrio. Era de noche, dentro de un cuarto en donde el viento (que de por sí es poco en estos lugares durante una noche normal) no podía obtener fuerza suficiente ni para mover una cortina. Y aún así, de pronto, el vaso cayó de su rígida posición y se quebró apenas tocó el suelo…


Mi madre trabajaba en el taller de costura, y enfocaba especial atención a las telas y a la ropa que reparaba; cuando en eso, algo cayó desde un soporte y dejó a un gancho de ropa literalmente girando como si alguien le hubiera propinado un fuerte jalón en uno de sus bordes, parecía una hélice alentando el giro, y poco a poco dejó de moverse el gancho de ropa…


La mariposa café/negra con dos (o cuatro) ojos grandes de bordes amarillos empieza a visitar la casa y se postra en los rincones cerca del techo. No se les molesta, más si a caso se les observa y se les entiende como los mensajeros y portadores de los antifaces naturales (sus alas) que sirven de conexión para nuestros seres queridos que están en el más allá. Por venir cerca el día de muertos, las mariposas les permiten a ellos vernos a través de sus alas, y por consiguiente no se les ahuyenta, porque una vez que ha pasado la celebración solemne, la mariposa emprende el vuelo para morir lejos, habiendo sacrificado su existencia por el ideal del vínculo amoroso familiar que trasciende entre ambos mundos...


Cuando duermo, he podido últimamente creer sentir que alguien se sienta en la cabecera de mi cama, y que un leve viento presiona sobre mi cabeza, pareciéndose a una tela fina que ha sido arrastrada para acariciarme suavemente…


A ciertas horas de la madrugada, me llega por un segundo una estela aromática de nardos y azucenas, y huele como a florero de iglesia; ese olor a cera, a flores, a agua, a veladoras, a espíritus…Y a veces a copal, raras veces a la palma de corozo…


Pronto vendrán con el debido permiso. Siempre están cerca de nosotros, solo que deben esperar a que se les permita acercarse un poco más de lo normal, para sentir nuestro espíritu y saber cómo estamos; también para recordar lo maravilloso que es la vida y poder darnos algunos coscorrones cuando lo necesitemos. Aún estamos juntos.


Brindemos nuestro respeto y cariño a nuestros difuntos. Vivamos y mantengamos la tradición del Día de Muertos a nuestra muy familiar forma y creencias. Recordad que la muerte es el gran tesoro de la vida…


2 comentarios:

Alma Rosa dijo...

me da mas miedo cuando leo que cuando siento algo extraño.... flores nunca huelo, pero el aire lo siento ese sonido extraño y que llega justo cuando algo se mueve a voluntad, o en mis sueños cuando siento que me acarician la cara iniciando por la nariz.... si hay algo màs allà que no miro, lo cierto es quelo he sentido y lejos de miedo, siento una enorme paz.

el dìa de su fiesta està por llegar, y sè que estaran visitandome en casa o en donde quiera que me encuentre... total, nunca se han ido.

esta tradicion no deberìa morir jamàs

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Alma Rosa:

Las sensaciones que solemos tener sontan diversas y a veces raras... Pero es bueno saber que son una especie de conexión entre nosotros y aquellos que desde otro nivel nos cuidan y vigilan. Estas tradiciones, es verdad, no deberían morir jamás; ayudan a tener fe, a tener un ideal y una acepción acerca de lo que representala muerte, es maravilloso que aún sea de las cosas que conservamos.

Gracias por tu comentario XD!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...