Blogger templates

viernes, marzo 19, 2010

:: El árbol del Roble ::

Roble (3)

Diez para las siete de la mañana: y el día de labores inicia después de un magnífico viaje de 45 minutos desde Tapachula a Chamulapa: ese rinconcito en donde trabajo en la mañana durante 8 horas. Bajo del transporte y entre el fresco ventarrón que los autos dejan detrás de sí para alborotarme mi peinado y hacerme cerrar los ojos por algún mosquito desvelado; veo de frente la escuela, tan apartada y tan tranquila, en cierta medida incomunicada y en medio de una zona espesamente verde; gracias Dios mío…

Roble (1)

Y, justo en estos días, veo a mi izquierda, hacia el lugar de donde vengo, y a lo lejos admiro una espuma rosada que encima de los árboles se postra con su delicada textura…

Se trata ni más ni menos que de los robles, que es la versión Sakura de los árboles de primavera (por decirlo de alguna forma). Ambos árboles están todavía floreciendo en estos días; ver ejemplares de cada uno muy cerca entre sí, formando una pareja entre amarillo y rosado es difícil; en 40 minutos de camino solo verás como 3 lugares con tales requisitos.

Roble (5)

La espera porque pasaran los vehículo que van y vienen es el pretexto ideal para verles; no tienes prisa, no tienes congoja, sólo la bendición de tener ambos ojos sanos. Y, una vez que has sonreído finalmente; puedes continuar…

Hace 3 días, a las 6:55 a.m. entré con normalidad a la escuela, lentamente caminaba; el crujir del pasto mojado por la brisa mañanera es algo que merece disfrutarse con mucha atención. Creo que era martes, habían pasado 3 días desde la vez más reciente que había ido a trabajar (el lunes no hubo clases jejeje), y me di cuenta que de entre todo el manto verde que cubre y da sombra a la escuela, sólo se distinguía un árbol de roble floreciendo.

Roble (6)

Roble (2)

En todo su esplendor dejaba mostrar ni una pizca de verde; y a sus faldas una alfombra de pétalos caídos acompañaba durante unos segundos tu camino. Una escena bella y nostálgica, ver cómo un ser se encuentra en pleno florecimiento y se va despojando poco a poco y lentamente de eso que le da belleza y color; considero que es una metáfora de la vida, una que aún no logro interpretar… Tal vez le estoy viendo desde una perspectiva débil...

Roble (4)

Que tengas un bello fin de semana.

4 comentarios:

SrItA. mUeGaNiTa =D dijo...

Como dije, no es como ese Roble... pero tambien es lindo :)

Mmh... Con razon te apellidas asi ;D

APAPACHOS!! =)

Eduardo Robles Pacheco dijo...

SrItA. mUeGaNiTa =D:

Sí pues, creo que he llegado a la parte en que mi curiosidad depende de tu investigación jajajajaja XD!

Son lindos, todo árbol que te regala un momento así sin que se lo pidas; merece nuestro mayor asombro y deleite.

Sí, mi apellido por ahí va, pero quién sabe si tenga relación jajajajaaja XD!


Gracias por tu comentario =D!

Ricardo Marin dijo...

Muyn buenas Eduardo, so yo vivo en un sitio provilegiado, tu no te quadas atras, cuanta naturaleza, es impresinanate, dan ganas de visitar esa zona.
Yo me centre mas en las fotods que en el relato gracias por com`partir.

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Ricardo Marin:

Así es Ricardo, tenemos el gran privilegio de estar rodeado de belleza y de paz; somos afortunados. Vivir por aquí, es realmente fascinante.


Gracias por tu comentario XD!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...