Blogger templates

martes, marzo 22, 2011

:: En el 20 de Noviembre ::

En el 20 de Noviembre (01)

01 de enero de 2011. Último día en el pueblo. Nos dirigimos a la Terminal mientras daba los últimos recorridos visuales a mis alrededores. Recordé entonces a Pito Pérez:

“Yo, acercarme más a mi pueblo, para recogerlo con los ojos antes de dejarlo, quizás para siempre; para llevarme, en la memoria todos sus rincones; sus calles, sus huertas, sus cerros. ¡Acaso nunca más vuelva a mirarlos!”

En el 20 de Noviembre (08)

Y, después de la espera y la despedida, abordamos. Viaje sin complicaciones, algún “quien” platicando con su cada cual, otros dormidos, unos más, despiertos; y entre ellos, supongo que otro soñando. Llegamos a Oaxaca a la hora precisa de la comida, y nos aventuramos a recorrer el centro histórico para terminar, como ha sido siempre en estos tiempos, en el Mercado 20 de Noviembre.

En el 20 de Noviembre (05)

Sea irrisorio el aspecto tal como si no lo fuera, satisfacer el apetito y los sentidos no tiene mayor gozo que en el mercado. Es ahí, en donde uno ha de librar batallas hacia los mismos proveedores, con tal de ganar sus atenciones y ambos bandos salir bien servidos. Todo ha de comenzar al momento de inmiscuirse por el lado en donde venden las carnes.

En el 20 de Noviembre (04)

Cada puesto tiene, en apariencia, las mismas carnes y al mismo precio; y por si fuera poco este equilibrio, cuenta la mayoría con un asador y una persona encargada de asar la carne si se le es requerido por el cliente. Entre avisos espontáneos de “mamita”, “güero”, “marchante”, “jefecita”, “mi amor”, etcétera; va la gente esquivando piropos, ofertas, vendedoras que les topan el camino, otros clientes, olores abrumadores de la comida, y el tan nada discreto humo que de cada puesto emana.

En el 20 de Noviembre (02)

Por fin, o libras todo eso a medida que entras por el pasillo del mercado, o cedes a la presión y exquisitez del medio y pides tu carne. “Se la aso de una vez mamita, ahorita le llamo a alguien para que le den una mesa. ¡Hey Pancho!...” Y así, te llevan hasta la mesa en donde en unos momentos te llevarán tus alimentos. En eso, como ataque imprevisto se te acercan rápido quienes venden cebollitas, tortillas, chiles, ensaladas; todo un buffet de personas que al mismo tiempo hablan y de quienes sabes que necesitas porque el aroma asado de lo que has pedido por fin ha llegado ya a tus narices.

En el 20 de Noviembre (06)

Mientras tanto, sólo has de pagar los refrescos a quienes dan el servicio de la mesa. Un lugar caótico, ruidoso; una locura para el más ordenado de los seres, pero qué bien se come ahí. Todos ganan, desde el pequeño que de vez en cuando pasa ofreciéndote algún recuerdito oaxaqueño, hasta el joven dicharachero que te provee de los metros y metros de carne que pareciera no acabarse de su puesto.

En el 20 de Noviembre (03)

No sé si transcurra así en todo el día, pero a la hora de la comida es toda una guerra de atenciones. Cuando sales, satisfecho, contento y bien comido, esperas que no sea tan notable el aromita del humo de la carne que se ha impregnado en tu ropa, porque al final de cuentas no garantiza pasarte desapercibido o evitar que alguien te haga la pícara pregunta de: “¿Comiste en el 20 de noviembre verdad?”… A lo que contestas con una clara sonrisa y un asentimiento que confirma que has gozado de un deleite gastronómico como pocos en tu vida…

En el 20 de Noviembre (07)

Y es momento de partir ahora. No queda más que disfrutar los últimos minutos en el mercado, para dirigirte a tu destino...

En el 20 de Noviembre (09)

En el 20 de Noviembre (10)

En el 20 de Noviembre (11)

Y así, con esa brevedad del tiempo, con esa prisa en que los sorbos de vida son consumidos por nuestro egoísta reloj biológico que no perdona ni a los segundos, ha terminado la época de vacaciones; se ha cerrado ese ciclo, y nuevamente emprendemos otro al mismo tiempo…

En el 20 de Noviembre (12)

En el 20 de Noviembre (13)

2 comentarios:

ѕocιaѕ dijo...

Mmm la comida se me antojo, siempre es la que se lleva las miradas, y las fotos son muy buenas me gustan las combinación entre blanco y negro y color.
Saludotes

Eduardo Robles Pacheco dijo...

ѕocιaѕ:

La comida ahí es exquisita, iba a tomarle fotos pero cuando me di cuenta, ya le habíamos bajado un buen jejejeje! Gracias por tus palabras, poco a poco voy aprendiendo más sobre fotografía y procuro siempre publicar buenas tomas =D!
Saludotes!

Gracias por tu comentario XD!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...