Blogger templates

jueves, junio 09, 2011

:: Y seguimos "brincando" ::

En el Brincadero (16)

El agua estaba más clara, más verde; las partes hondas de la poza eran de tal color pero más intenso, el agua corría con más fuerza. Puede que haya sido la lluvia o la hora, no lo sé, pero la corriente no dejaba de fluir por entre nosotros y las piedras.

Flores

Otra Mariposa (03)

Decenas, incluso me atrevo a decir que centenas de peces se movían bajo nosotros en las partes más tranquilas del río; podíamos sentir algunos cosquilleos en nuestras piernas que eran provocados por ellos, esas pequeñas criaturas que nadaban entre sí con una rapidez y a la vez con una calma rara…

En el Brincadero (13)

Estuve un rato en la parte media, casi inmóvil, observándolos, viendo los trazos imaginarios que recorren en su hábitat, ahí en donde los intrusos éramos nosotros y la mayoría no daba crédito a la reflexión de lo que estaba ocurriendo. Aunque claro, todos lo disfrutábamos de diversas maneras.

En el Brincadero (11)

Tomé algunas pequeñas piedras del fondo y les observé, una y otra vez. Intentamos hacer conjeturas de las formas y estructuras de ellas para explicar su origen; vagas teorías en un curioso momento de imaginación; era precioso de verdad…

En el Brincadero (14)

— ¿Le gusta mucho la naturaleza verdad?

— Sí, realmente es increíble lo que puedes ver y apreciar en ella; tener la sensación de palpar un milagro y llevártelo al recuerdo, a la conciencia, a la vida. Es una obra de arte de la cual pocos podemos darnos cuenta y a la vez darle el tiempo merecido. Vale la pena convivir con esto. Si te pones a pensar bien en dónde estás, el suelo que pisas, el agua que sientes, los peces que ves, las garzas que vuelan sobre nosotros; sabrás que es como encontrarte en una página de un libro de pinturas del paraíso, dibujado detalladamente por algo muy supremo, algo que nosotros no podemos.

En el Brincadero (12)

Después de un rato de reflexiones observando el nado de los peces de diversos tamaños, todos dejamos que saliera nuestro rato de diversión convirtiéndonos nuevamente en niños (no hay que perder esa capacidad), jugando con el agua y apostando a ver quién soportaba más tiempo estar bajo la cascada fresca y tosca esa que te baja el short bajo el agua por más sujeto y apretado que lo tengas jejeje…

En el Brincadero (15)

Dibujé un pequeño macetero con un bonsai en una piedra adyacente a la poza, no sé por qué, pero me nació hacerlo...

Así fue la segunda ocasión que estuvimos en “El Brincadero”

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelentes tomas amigo, con que cámara las capturas, se ven excepcionales, saludos.

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Anónimo:

Gracias! La cámara que uso es la Nikon D90 con el lente Nikkor 18-105 mm y un filtro UV protector. Saludos!

Gracias por tu comentario XD!

Anónimo dijo...

en que lugar se tomaron esas fotos? me recuerda a mi escuela en chihuahua en un rancho llamado el brincadero...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...