Blogger templates

martes, agosto 16, 2011

:: Oaxaca de nocturna ::

Stitched Panorama

A cada paso me separaba más y más de la Catedral. Al igual que yo, muchas personas se dispersaban por diversos puntos del Centro Histórico para conocer y saborear el ambiente nocturno de Oaxaca. Desde que empecé a notar la lenta aparición de la noche, sospeché que todo se transformaba con discreción, pues la gente, sin siquiera disminuir en número, lucía atuendos más estéticos y protectores que los de la tarde o medio día, aunque claro, es posible que sólo sea por moda, por iconografía, porque en realidad a mi nunca me pareció que hubiera un frío de tal magnitud que ameritase la usanza de muy bonitos diseños abrigados.

Oaxaca Nocturna (02)

Guardé el mapa que me obsequiaron en la terminal en la mañana; no me resultaba tan difícil ubicarme ahora, pues había ya caminado por esta zona, y me había detenido en algunas esquinas a contemplar los interminables corredores callejeros en donde no transita por ley auto alguno; de manera que se podría decir que ya me orientaba con más practicidad. Caminé por las calles hasta alejarme un poco del nido de bataholas, luces y murmullos de las multitudes, dispersas en pequeños grupos de familias, viajeros, enamorados, compañeros, vendedores, músicos grupales y artistas de todo tipo. Pero, llegué a encontrarme en algunas partes si no alejadas, silenciosas; a escasas cuadras de todo aquello. Mantuve acto de presencia sólo unos momentos en dichos lugares para apreciar también la belleza de los tranquilos e inermes episodios de Oaxaca, de ese Oaxaca antiguo que no sabemos si luce su implacable y añeja estampa de entre la modernidad desechable, o sólo mantiene la calma de un impávido vetusto a la merced de la impulsividad de las nuevas generaciones. Quién sabe, pero también eso es Oaxaca; eso es lo que de igual forma lo hace grande y hermoso, pese a quien nos pese…

Oaxaca Nocturna (03)

Y regresé, sí, sí; la curiosidad me mataba, entonces regresé al origen de toda la velada: la Catedral. Y aunque ignoré por un momento el templo en sí, recapacité y le saludé con disculpas, y de nuevo regresé la vista hacia el tumulto de gente al pie de un costado de la Catedral. Ahí, rodeados por decenas de personas, había dos payasos jóvenes, o mejor dicho, dos jóvenes payasos. Ellos, “Pinky” y “Cerebro”, amenizaban a locales y turistas (de todas naciones, incluso la nuestra, ya que ahí estaba yo) con chistes en voz alta y exageres de expresiones y gestos corporales.

El toque de humor era bastante bueno, lo admito, no recuerdo literalmente todo lo que decían pero puedo recalcar que su estilo era realmente jocoso:

Oaxaca Nocturna (09)

“¡Hey! señor, no se vaya, en serio… Mire, primero págueme y luego ya se puede llevar a sus chamaquitos a comer un esquite. Sí, sí, digo, ta’ bien que estamos aquí echando relajo pero no sean ogejetes... Además, este dinero no es para nosotros, es para los niños del cáncer… Sagitario, escorpión y géminis… No, mire, ahora como está la situación, pues la neta yo estoy trabajando para comprarme un aparato de audio que se pone aquí prendido en la oreja… Sí, mi Ipod pués… Así que no le vaya a hacer como la señora que vino, se rió y ya se está yendo… ¡Miren, miren!”

Es posible, de hecho estoy seguro, que no sea transmitida aquí como tal la comedia que hacían, pero espero me crean cuando les digo que sí tenían gracia, sobre todo porque, pese a la timidez de la gente, lograban incorporarla a sus chistes. Un claro ejemplo…

“A ver gordo… No me tomes muy de frente porque me deslumbras, mira, ahí te van unas poses para que las pongas en tu baño… ¡Muack!”

Oaxaca Nocturna (04)

Oaxaca Nocturna (05)

Oaxaca Nocturna (06)

Y las ocurrencias seguían una tras otra, tan así que puedo asegurar que ni bien terminaba la primera, cuando la segunda ya se dejaba sentir…

Oaxaca Nocturna (10)

“Bueno, bello público… Gracias por sus aplausos y sus moneditas ¡Miren qué lindo… (Señaló a un niño morenito como de tres años de cabello corto y rebelde que se acercaba a dar unas monedas) ya llegó el circo de los changuitos…! (y la gente, lo tomó con mucha gracias, incluso la mamá se carcajeaba). Pues ya nos vamos, no les damos tarjetas porque se nos terminaron ayer en Broadway, pero pueden buscarnos en la Sección Amarilla, en Internet, en el periódico o en las revistas… No nos van a encontrar porque ni estamos ahí pero pues… Aún así nos pueden buscar… Ahora, damas y caballeros, niños y niñas… A continuación… … El show de arte callejero más impresionante del mundo: … … ¡Está por terminar ya, pero…! Y… ¡Ah, síí! Ahí ta’ otro payaso que viene ahorita…”

Oaxaca Nocturna (11)

Cambiaron los artistas, y retomé un poco el paso, caminé por donde fluía la gente y poco a poco me dirigía a estruendos fuertes y de ritmos acelerados, pasé por callejones que en medio de la penumbra cobijaban puestos de artesanías y chácharas; se podía ver desde collares, aretes, pulseras, esclavas, y todo tipo de accesorio elaborado a mano por las mismas personas que vendían, quienes permanecían sentadas platicando con los clientes a la vez que fabricaban alguna otra pieza con la iluminación tan limitada de los faros.

Oaxaca Nocturna (21)

Oaxaca Nocturna (18)

En el callejón que conecta a la Catedral de Santo Domingo con el Zócalo, el sonar del estruendo se esclarecía más y más, hasta que, camino abajo, por fin podías ver el origen de esos ritmos: Un grupo de jóvenes tocando diversos tipos de instrumentos de percusión, tambores de diversos tamaños y formas, unos más estéticos que otros, incluso algunos más huecos por la parte inferior, eran ejecutados con golpes de manos desnudas o en la minoría de los casos por una baqueta. El sonido en conjunto, hacía recordar un poco a lo que a veces vemos en los medios sobre el carnaval de Río de Janeiro. Algunos de los ejecutantes llevaban ritmos acelerados y toscos, y otros un poco más suaves y lentos; al final todo se convertía en una sola pieza musical.

Oaxaca Nocturna (12)

Oaxaca Nocturna (20)

Para darle un toque de misticismo al ya fabuloso sonido que también tenía aires de música prehispánica, uno de ellos abandona su tambor y empieza a hacer malabares con palos encendidos, lanza uno al aire y mientras espera que caiga en sus manos, gira o hace alguna treta más con el par que aún le resta. Todos nosotros mirábamos atentos el espectáculo, y así permanecían ellos tocando y nosotros admirando, y el danzante seguía y seguía dibujando monstruos de fuego alrededor de su cuerpo…

Oaxaca Nocturna (13)

Oaxaca Nocturna (19)

Luego de un rato, seguí mi camino. Decidí regresar a dormir para estar descansado al día siguiente, pero qué va, apenas reaccioné en tal hecho me di cuenta que me había quedado ya en medio del camino detenido de nuevo en un tumulto dentro del callejón. Ahora era el turno de presenciar, como dijera su protagonista, el show de “El Circo Tlayuda”…

Oaxaca Nocturna (22)

El humor era más creativo que el show anterior, tal vez porque era un poco más improvisado que trabajar con rutinas para dos personas, o porque el público participaba un poco más y esto hacía que el humor fluyera con más naturalidad, no sé. Pero había ciertos agregados que me parecían muy graciosos.

“Voy a requerir un voluntario del público, mire, aquí no obligamos a nadie (mientras blandía un machete y le sacaba filo arrastrándolo por el suelo), a ver, usted… ¿Qué? ¿Me va a decir que no?...”

Oaxaca Nocturna (24)

“En serio a todos gracias por estar aquí, tenemos gente internacional que viene de… ¿De dónde? De Estados Unidos, mire… de Polonia, de Francia… ¿De dónde usted? Ah, sí… de Tlaculola también cómo que no… Bienvenidos sean también… Hey you! Where are you from? Ah?... Oh… Berlín… Muy bonito Berlín, un chingo de calor pué… Welcome to the Tlayuda Circus to you! ¿Qué dice la raza por allá? ¿Cómo están? ¿Todo bien? Ahí les dices que luego me echo una vuelta, ando por aquí de “tours”… What’s your name? Ah? Johnny… ¿O cómo?... Jhonny! “Johhny” te conozco ese, y creo que tu a mí tampoco… And you “Güerita”? Ah si pues, sí, así se llama mi mamá: “Shizsentragenkunsteiken”, sí “Shizsentragenkunsteiken Moreno Prieto”… A ver, pásense para acá… Come to here please… A ver carnal, ¿Por qué no vienes? Digo, no te voy a obligar (y saca el tremendo machete nuevamente y la gente nos carcajeamos) ¿O no entiendes Inglés? ¿O en qué idioma quieres pues? Hablo inglés, francés, italiano, japonés, turco, portugués, mixteco, chichimeca, zapoteca, taraumara y alienígena… ¿Tú cuántos? Que how many languages do you speak? ¿Qué? Three? Hmmm… Tas pichón tú hombre… A ver, den paso aquí a mis primos lejanos de Berlín, ¿Qué, no conocen Berlín? Ta’ allá por París y España, luego les paso mi dirección para que me vayan a visitar… No, no es discriminación, para nada, simplemente que ellos vienen desde tan lejos a verme pues. Y además pagan en Euros...

Oaxaca Nocturna (25)

Seguimos con el Circo mire usted… A ver tú, sí, el de Polonia, come in and ayuda to me vato… Understand? Vas a sujetar mi mono… ciclo, y yo desde aquí corro y me trepo, nomás no me vayas a soltar eh! Porque así pasó el año pasado y mira (mostrando el machete) tuve que pagar pensión familiar a la viuda y luego los funerales de los extranjeros aquí cuestan más caro, así que hazlo bien eh… ahí voy, ¿Cómo te llamas? Que what’s your name? Ah… Ok Frank, put your hands in my big… mono… ciclo…. Todos contando: ¡A la una! ¡A las dos! ¡A las tres!... … … ¡Pérate Frank no te salgaaaass!... ¡Fraaaaaaanki! ¡Frankito chulooooooo! A ver Frank, mira, aquí en Oaxaca no somos violentos ni grilleros (ahora saca un machete más grande de su maleta) así que sólo te lo voy a decir one more time… Ta’ bueno? Eso pues… Ahí te voy, si quieres escribir tu último mensaje de texto lo puedes hacer, te esperamos, total, tenemos toooodo el tiempo del mundo Frankis…”

Oaxaca Nocturna (26)

Oaxaca Nocturna (28)

Y así, entre chistes espontáneos y habilidades circenses parodiadas, disfruté otro par de horas más de la cara nocturna de Oaxaca, esa cara que talvez sólo se muestre en esta temporada, pues desconozco si es así siempre; y sentí cómo el sueño me dominaba. Acudí entonces a una de esas cafeterías en donde en el medio día es un mar de gente y de ires y venires de artistas callejeros ofreciendo canciones y música variada en todo sentido. Aún a esa hora pude ver en uno de los cafés, a gente degustando vinos y licores a la compañía de un trío y/o un mariachi; cada mesa tenía su agrupación, y éstos se turnaban en cantar para no interrumpir al de al lado, un sistema muy respetuoso y a la vez muy hermoso de escuchar, porque disfrutas desde el mismo punto canciones de osadas aventuras y tragedias románticas de José Alfredo Jiménez ó Vicente Fernández, a la par de aquellos momentos nocturnales clásicos de Los Panchos y las melodías tiernas de Los Dandys…

Oaxaca Nocturna (30)

Entonces me senté en una de esas mesas, viendo aún la actividad de madrugada, conociendo este Oaxaca que nunca duerme, que enamora, que grita y que sueña; ese Oaxaca que te hace sentir complacido de muchas maneras, con su música de fondo y el tierno cobijo en el regazo de su clima. Bebí un café para ser mejor espectador de todo eso, me incorporé luego de media hora, y me dirigí hacia el Hostal para dormir; el día siguiente aguardaba, yo estaba emocionado, estaba a escasas horas de emprender una de dos salidas para conocer increíbles lugares en las cercanías de la capital, estaba ansioso ya porque llegara la hora…

Stitched Panorama

Porque, Si apenas andando el Centro Histórico tuve la exquisita oportunidad de conocer mucho y sorprenderme con lo que da vida a este bello lugar… ¿Qué tanto no me esperaba ver y sorprenderme allá, en las afueras de Oaxaca? Ya verás pues, que mis expectativas no estaban subestimando para nada la gracia de Oaxaca…

Continuará...

Con gusto te comparto la galería:

3 comentarios:

manuel dijo...

Muchas felicidades de verdad interesante tu blog , me gusta leer lo q publicas y espero sigas publicando mas de lo atractivo de nuestro país, tus fotos geniales !! Felicidades nuevamente y un saludo !!!

manuel dijo...

Muchas felicidades de verdad interesante tu blog , me gusta leer lo q publicas y espero sigas publicando mas de lo atractivo de nuestro país, tus fotos geniales !! Felicidades nuevamente y un saludo !!!

Eduardo Robles Pacheco dijo...

manuel:

Muchas gracias, es agradable leer a personas como tú. Claro que sí, los próximos posts igualmente son de este bello viaje que acabo de hacer, espero te gusten de igual manera XD!

Gracias por tu comentario XD!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...