Blogger templates

domingo, septiembre 25, 2011

:: Las cascadas petrificadas de “Hierve el agua” ::

Cascadas de Hierve el Agua (39)

Como les iba contando... Cuando salimos de Teotitlán del Valle, nos esperaba un trayecto un poco más lejano que los anteriores, tal vez a una hora y media de distancia. Se nos advirtió que sería algo tedioso porque era necesario ir poco a poco subiendo y rodeando las montañas; y esto era lo que causaba que el tiempo invertido se contabilizara mayor, a pesar de que la distancia, es digamos, relativamente corta.

Cascadas de Hierve el Agua (01)

El rumbo que tomamos aparentaba que abandonábamos de lleno la ciudad, nos alejábamos más y más y nos íbamos perdiendo entre una carretera envuelta de lomas y montañas lejanas que lucían un verde espectacular; y sobre un asfalto solitario y sinuoso, de repente nos encontrábamos ya en las rodillas de la montaña observando a nuestra izquierda el camino hasta ahora recorrido: Cientos de hectáreas de lomas y llanos a lo lejos, todo verde, con grietas blancas y arcillosas que parecían pequeñas cicatrices en medio del descomunal sistema de barrancos que poco a poco se alejaba pero también se descubría ante nuestros ojos.

Cascadas de Hierve el Agua (02)

El avance en la pendiente alrededor de la montaña era audaz, tu imaginación te afirmaba que en cualquier segundo, apenas pasares una curva, sería el final del acertijo y por fin podrías ver cómo se presentaría ante ti, sin rodeos, la imagen egregia de una petrificación única de una altura que (pese a la ironía de no saber sus magnitudes con previa búsqueda) haría que te sintieras pequeño e insignificante porque, admitámoslo, ya para esa cercanía en el camino y viendo tus alrededores tan descomunales, te has dado una idea de lo hermoso que estás a punto de atestiguar…

Cascadas de Hierve el Agua (03)

Pero no, no aparecía de repente, hasta que por fin llegamos a un pueblo pequeño (San Isidrio Roaguía) en el que nos adentramos para atravesarlo y al final llegar a un paradero en el que abandonamos el transporte y donde seguimos recorriendo a pie: Habíamos llegado ya a las cascadas petrificadas de “Hierve el Agua”. Debo mencionar que este viaje estuvo basado exclusivamente en ir y conocer este bello lugar; y haber llegado de una vez por todas significaba la conquista del propósito principal, lo que me tenía en una sensación de complacencia y éxito.

Cascadas de Hierve el Agua (11)

Cascadas de Hierve el Agua (04)

Al principio, el sistema ecoturístico se divisaba hacia abajo, ahí entonces supe que no se trataba sólo de una cascada y ya, si no que eran dos y cada una con su atractivo muy particular. La primera vista que tienes se sitúa sobre la primera cascada: Un par de balnearios alimentados por el agua que emana de los yacimientos, desde donde se puede apreciar a lo lejos la segunda cascada, de una superficie menor pero de una caída más espectacular.

Cascadas de Hierve el Agua (09)

Caminamos sendero abajo para conocerlas. El tiempo diseñado para estar ahí era apenas de una hora, por lo que tuve que andar con prisa para hallar los mejores puntos de apreciación. Cuando por fin, luego de caminar algunos minutos, llegamos a una parte en donde el camino se divide en dos partes, era cosa de decidir si seguir con ellos hacia las piscinas naturales, o tomar la segunda ruta para adentrarme aún más abajo del relieve para poder llegar a la cascada que al principio se describía como la más lejana.

Cascadas de Hierve el Agua (12)

Cascadas de Hierve el Agua (13)

No lo pensé mucho y decidí tomar el segundo camino, y de prisa troté para poder bajar lo más posible y tener otra vista a parte de la actual; a medida que iba por el camino me apartaba de la primera cascada y del grupo de viajeros, sin embargo iba obteniendo puntos de estadía en miraderos mucho muy preciosos.

Cascadas de Hierve el Agua (14)

Cascadas de Hierve el Agua (15)

Cascadas de Hierve el Agua (17)

Cuando llegué por fin a estar en la cima de la segunda cascada, me di cuenta de su encanto: En primer lugar, casi en el centro de la misma se encuentra el boquete de donde el agua ha brotado por aproximadamente unos dos mil quinientos años. Se le llama “Hierve el Agua” porque el burbujeo del agua se asemeja al movimiento que realiza cuando está hirviendo; pero el nombre es meramente aparente, ya que el agua realmente goza de una temperatura fresca que más logra devolverte energías que propiciarte una cálida bienvenida. Pero lo que no sabes aún, es que estás encima de una de las formaciones pétreas más increíbles del mundo, una de tres; sí, porque sólo hay tres lugares en el mundo que tienen un sistema de cascadas petrificadas; dos de esos lugares están aquí en Oaxaca, mientras que el otro se encuentra en Pamukkale, Turquía.

Cascadas de Hierve el Agua (23)

Cascadas de Hierve el Agua (20)

Cascadas de Hierve el Agua (21)

Cascadas de Hierve el Agua (22)

Otro factor que influye en lo asombroso de este lugar, encima de la cascada principal, es el poder apreciar la cara pétrea de la primera cascada y su caída tranquila en forma de escalones medio definidos; su blancura mineralizada es rodeada por la vegetación y los cielos en el fondo, de manera que destaca sin problemas en el paisaje.

Cascadas de Hierve el Agua (24)

Cascadas de Hierve el Agua (25)

Pero, aún no terminaba el atrevimiento por desafiar mis capacidades físicas de respiración; no aparentaba mayor complicación así que seguí bajando por una de las veredas laterales para poder encontrarme a los pies de la cascada que apenas estoy dejando atrás. Y mientras descendía por grandes escalones hacia mi destino, la belleza inmóvil e inerme de la cascada principal se me insinuaba coquetamente. No hay punto en el trayecto que no te prive de caminar, así te lo digo. Cada escalón avanzado, cada claro entre la propia vegetación, te invita a detenerte; y entonces puedes entender que la belleza recae también cuando no se le ve directamente, cuando apenas eres un espectador en medio del camino en que estás progresando mediante tus pasos para postrarte ante ello.

Cascadas de Hierve el Agua (26)

Cascadas de Hierve el Agua (27)

Cascadas de Hierve el Agua (32)

Cascadas de Hierve el Agua (30)

Poco a poco la vas descubriendo, poco a poco el follaje te abandona y la claridad del terreno empieza a recibirte; y sin darte cuenta, llegas a sentirte intimidado una vez que deparas en la realidad: Estas ante una creación geológica que no se compara con algo que hayas visto anteriormente y que sea de la misma índole. Es horrendamente gigante, y a la vez, dentro de esas magnitudes impresionantes y esa textura estriada de su piel que cubre todo su cuerpo, sientes el cobijo cálido de sus entrañas, y te das cuenta de lo afortunado que eres; y que, pese a cualquier igualación que intentes hacer, la indudable capacidad de la mano milagrosa de la naturaleza nuevamente conquista tus sentidos y te ha dicho silenciosamente lo pequeño que eres, que somos.

Cascadas de Hierve el Agua (33)

Cascadas de Hierve el Agua (34)

Cascadas de Hierve el Agua (35)

Cascadas de Hierve el Agua (43)

La observas detenidamente, y mientras tus ojos ignoran la luz directa del sol a tu rostro, y mientras mueves el cuello de un lado a otro para intentar verla completa desde un ángulo en específico, vas reparando en sus detalles, en las formas de la cascada, es esos dibujos que te juega tu inconciente y en esas escenas que quisieras que salieran de la piedra, se materializaran en colores y expresiones; y les capturaras en una fotografía.

Cascadas de Hierve el Agua (36)

Cascadas de Hierve el Agua (38)

Cascadas de Hierve el Agua (40)

De igual forma, lo confieso más con orgullo que con algo de pena; en ninguna toma pude hacer que encuadrara por completo la cascada; no desde la distancia en que me encontraba, no, tanto vertical como horizontalmente (en especial horizontalmente, vaya pedazo de monstruo para encerrar en un visor). Así que tuve que ingeniármelas para fotografiar zonas y luego (Gracias Auto Pano Giga, bendito seas) conjuntarlas para crear una panorámica que fuera capaz de mostrar la cascada por completo vista desde abajo. Espero haber logrado el cometido con algo de éxito, pese a mantener aún el recuerdo del golpe sorpresivo por su tamaño en mi cara; pero es que también es de entender que no quieras alejarte sólo para encuadrarla completamente, y no es una excusa cualquiera, si no que teniendo poco tiempo disponible para estar ahí, qué mejor que invertirlos estando cerca de una belleza como ésta.

Cascadas de Hierve el Agua (37)

Cascadas de Hierve el Agua (42)

Cascadas de Hierve el Agua (44)

Cascadas de Hierve el Agua (48)

Y llegó el momento de regresar, vaya lío. Subir tales escalones fue una tarea muy dura, descansando a cierto tiempo para recuperar la respiración. Cuando por fin llegué al desvío que los demás no tomaron, me dirigí al punto de encuentro para programar el regreso. De paso entonces pude apreciar ya de cerca la zona de los balnearios, en donde mucha gente disfrutaba de la frescura del agua y el toque paradisíaco del paisaje.

Cascadas de Hierve el Agua (47)

Cascadas de Hierve el Agua (50)

Cascadas de Hierve el Agua (54)

Cascadas de Hierve el Agua (55)

Decenas de personas en convivencia sana con la naturaleza, una imagen que debería ser semejante en todos los rincones de planeta. Ya, cuando por fin llegamos todos a reunirnos, emprendimos el retorno; y entonces las cascadas permanecieron en el mismo lugar en que las encontré, y nosotros nos alejábamos para continuar con el tour.

Cascadas de Hierve el Agua (49)

Cascadas de Hierve el Agua (52)

Reitero que, este lugar fue el que me impulsó a realizar este viaje; conocerlo y observarlo fue una experiencia dotada de hermosura y de paz, una experiencia cuya magnitud sólo la naturaleza puede otorgarnos; sólo es cosa de detenerse un momento para apreciar tan hermoso regalo y no dejarlo ir…

Cascadas de Hierve el Agua (51)

Continuará…

Con gusto, te comparto la galería:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Q bonitas fotos, akbo d ir y llego el momento q solo queria apreciar la cascada desd abajo. y no m llene d fotos. pero todas tus imagenes m regresan a ese belli lugar

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Anónimo:

Me da gusto, en definitiva siempre queda uno con el deseo de regresar; ojalá puedas hacerlo pronto, y sentir nuevamente esa bella sensación :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...