Blogger templates

lunes, noviembre 28, 2011

:: En San Pedro Atzumba, Pue. ::

San Pedro Atzumba (14)

Quedé lleno, no es más que la pura verdad. Barriga llena y corazón contento por una crepa dulce, que si bien no era tan oportuna en el papel de comida, era un gran aliciente porque sinceramente el sabor de las fresas me conquistó…Luego entonces ¡A por el viaje a la casa, que han venido tres y cuatro se regresan!

San Pedro Atzumba (03)

San Pedro Atzumba (25)

Aproximadamente una hora y media duró el trayecto de desplazarnos desde Huajuapan al pueblo, invertí el tiempo en una agradable plática y puesta al día con mi prima hasta que nuevamente llegué a casa y sentí una tranquilidad tan cálida que lo único que hice fue mantenerme así.

San Pedro Atzumba (05)

Y me puse al día: El exterior de la casa había estado bajo modificaciones por avances carreteros, al igual que algunas partes más del pueblo, lo que le daba un toque especial ya que a futuro esto embellecería la vista pese a que mermara la tranquilidad y la paz que el borde geográfico (a orilla de un barranco) aún habitable del lugar nos había estado proporcionando durante muchos y muchos años. “Es por la modernización” —Pensaba. Pero, muchas cosas he perdido gracias a este factor; por lo menos yo las he perdido si es que eso significa que alguna vez las tuve, pero… ¿Y los que vienen?

San Pedro Atzumba (06)

Comí, sí, nuevamente; y es que a este cambio de calor familiar debes darle batalla, porque si algo he observado y vivido casi al borde de la pena, es que los Oaxaqueños en general son tan espléndidos y tan atentos que sientes que no estas a la altura ni para corresponderles en el futuro, o bien para merecerles tantas atenciones en el presente. Al cabo de una hora de mi llegada, llega la oferta tentadora: Mi tío, pecando de atento y hospitalario, se aventura a un viaje corto por motocicleta y me ha concedido el honor de ser su acompañante. Y luego de calentar motores y verificar cuestiones de seguridad, nos lanzamos, así, sin previo aviso, par de trotamundos, rumbo a San Pedro Atzumba (Zapotitlán, Puebla)…

San Pedro Atzumba (07)

La carretera, ha cambiado; bueno, sí que ha cambiado ya que he dicho carretera, porque antes no había. Al parecer el gobierno de Puebla ha puesto en marcha la conexión carretera del tramo de Tehuacan y mi pueblo; esto representa grandes beneficios tanto en la comunicación como en el transporte entre Puebla y Oaxaca, algo así hasta donde pude entender a mi tío que me explicaba mientras nos movilizábamos por ese asfalto que apenas había sentido pocos vehículos desde su culminación.

San Pedro Atzumba (09)

La brevedad de desplazamiento es notable, incluso por algún motivo la carretera hace que lo demás resalte y te des la oportunidad de observarlo. Es como si de repente estuvieras en el mismo lugar que conoces de siempre, sólo que no te das cuenta de qué es lo que ha cambiado. Íbamos camino arriba hacia San Pedro Atzumba, deteniéndonos en algunos puntos de vista panorámica con tan buena pinta que causaba la ilusión de ver una pintura; algo bastante común también por estos rumbos del país.

San Pedro Atzumba (18)

San Pedro Atzumba (12)

Cuando llegamos al pueblo, nos encontramos con un ambiente muy diferente al imaginado. No es que lo hubiésemos imaginado más grande o más ruidoso, sólo que no esperábamos que fuera tan íntimo, tan arraigado a sí mismo y al mismo tiempo tan avanzado y con servicios tan a la mano. Pueblo tranquilo, bonito, limpio, callado, fresco, encerrado entre los brazos de cerros verdes (por la época quizás) de los cuales uno mantiene en su cima, o casi en ella, una blanca cruz que cuida de la gente a día y noche; y les inspira fe para vivir por su pueblo.

San Pedro Atzumba (13)

San Pedro Atzumba (15)

No lo exploramos mucho en realidad, estuvimos frente a la iglesia y en las afueras observando la vida del pueblo y de la muestra de su gente. Algo que me llenó de gusto fue ver que, a diferencia de mi pueblo, aquí en Atzumba parecer ser más frecuente encontrarse con personas (y todavía, jóvenes) que le dedican tiempo al arte de hacer sombreros. Recuerdo que de pequeño mi tía Uva y mi mamá Petra cargaban su fibra, y, mientras caminaban al centro o se sentaban en casa en algún rincón a platicar o a observar hacia el interior de sus almas y esbozar de vez en cuando una sonrisa radiante -de esas que se graban en tu vida-, sus manos, sujetando y haciendo danzar a la fibra en pequeños latigazos, dibujaban y daban forma a los bordes o el cuerpo de un sombrero en un movimiento de manos tan rápido y mecánico que ya formaba parte de la destreza natural de ellas; tenía años que no veía algo así…

San Pedro Atzumba (11)

Y así transcurrimos un rato en lo que regresaba el aliento. De regreso, aún teníamos buena luz para observar a detalle la gran carretera y lo que en sus orillas se deja lucir. Por ejemplo, algunas zonas de vegetación tan poco comunes de las que simplemente piensas que no van de acuerdo a lo demás del paisaje, pero que te brindan un deleite tan visual y tan tangible que no puedes dejar de integrarte a la escena…

San Pedro Atzumba (19)

San Pedro Atzumba (21)

San Pedro Atzumba (22)

También la carretera te brinda escenas hermosas, muy íntimas, muy de historias personales, muy secretas y escondidas en el interior de aquello que se deja ver; siempre hay algo que grita el asfalto, y eso pude aprenderlo cuando ya íbamos de regreso a visitar otros lugares…

San Pedro Atzumba (30)

San Pedro Atzumba (27)

Continuará...


Con gusto, te comparto la galería:


6 comentarios:

Anónimo dijo...

felicidades lalo exelentes tomas y gracias por los comentarios tan buenos que hases de san pen pedro atzumba

saludos

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Anónimo:

Muchas gracias :D! Es que la verdad no puede haber otro tipo de comentario para ese hermoso lugar XD!

Anónimo dijo...

Lalo, primero felicitarte por tus tomas excelentes, tienes el Don de ña gente Mixteca, sincero y amigable. te agradesco tus comentarios sobre San Pedro Atzumba, un lugar de verdad interesabte.
Gracias otra vez

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Gracias por tus palabras, seguiremos explorando más rincones bellos de nuestra tierra :)

Anónimo dijo...

eduardo felicidades quiero invitarte hacer una inestigacion con tus tomas fotograficas

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Anónimo: Yo encantadísimo de la vida! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...