Blogger templates

sábado, enero 21, 2012

:: En el río de Chazumba ::

Río de Chazumba (02)

Ha cambiado desde aquello que recuerdo que veía de niño, en aquella época en que quemar cohetes lo era todo para mí y mis primos si de diversión se trataba. Claro que nunca faltaba la imprudencia infantil, como aquella vez en que incendié como 4 metros cuadrados de zacate por haber aventado mal un cohetito; pero no abordemos tanto esos recuerdos y mejor permítanme proseguir con este viaje que bien atrasadito vengo teniendo en contarles, pues ya han pasado seis meses desde que inició…

Río de Chazumba (03)

Río de Chazumba (06)

No recuerdo en realidad cómo se llama, pero era obligado pasar por aquel entonces pequeño río con apenas escasos centímetros de agua de profundidad. Supongo que tenía que ver el mes, ya que el recuerdo de “pequeño río” se ha dado por mis anécdotas de diciembre, caso contrario a las veces que he ido a mitad del año, como ahora. Acabé de desayunar, mantuve presencia en casa y salí entonces a visitar ese río con mi prima Yelo…

Río de Chazumba (07)

Río de Chazumba (09)

Río de Chazumba (16)

Cuando lo volví a ver hace unos meses, ya no era más ese río en medio de un paisaje con un cerro al fondo y arena con pocos árboles de pirul a la orilla, es más, ni siquiera era el punto de paso hacia los terrenos y ranchos de la población; estaba ya cercado, limitado por bardas y vegetación, tanto que parecía ser otro. Si acaso aquel puente mantendrá algo de lo que recuerdo, tan así como algunos rastros viejísimos de trazos con carbón en donde figuraba con mi letra infantil algún indicio de mi nombre. Pero en general ha cambiado, y más la diferencia se nota en este mes, en que presumiblemente se encuentran cascadas adornantes a su paso.

Río de Chazumba (15)

Río de Chazumba (11)

Río de Chazumba (13)

Aún, y esto es más lógico, las piedras con aspecto semi metálico se conservan tal como las recuerdo. Figuras extrañas en medio de sus grutas aún permanecen así; y las betas blanquizcas siguen viviendo en medio de ellas también. El cambio se dio, y con ello algo de limitación y de complejidad para poder pasar por ahí y encontrarse con lo que alguna vez fue un espacio abierto en el cual se jugaba a ser titanes surgentes de océanos de aguas transparentes de arcilla; pero aún queda algo, aún queda un poco de ese paisaje que logré caminar hace como veinte años y del que puedo presumir haber recorrido sus entrañas hasta llegar a donde las paredes de tierra blanca y cuarzos frágiles semi descubiertos tapaban nuestro camino, obligándonos a regresar con la expectativa de encontrar la siguiente vez, una solución.

Río de Chazumba (17)

Río de Chazumba (17)

Río de Chazumba (18)

Las piedras siguen teniendo la misma voz de antes, y el agua, pese a ser diferente, sigue siendo la misma, fresca, con un toque salado en su sabor; y las grutas, eternamente introvertidas, siguen siendo habitadas por seres que van desde lo inimaginable hasta sus cosechas diarias de piedrecillas de los alrededores…

Río de Chazumba (01)

Y dentro de veinte años, me preguntaba, qué cambios podría llegar a observar… Mientras tanto, el río sigue su curso…

Continuará...

Con gusto, te comparto la galería:

4 comentarios:

R. Isaí López Mérida dijo...

Bonito recordar, pero como siempre la extrañeza de lo que un día fue, es triste que con el tiempo todo lo deterioremos U.u por eso hay que viajar mucho e inmortalizar todo lugar al que visitemos, saludos bro un gusto poder leerte como siempre.

Eduardo Robles Pacheco dijo...

R. Isaí López Mérida:

Lo es, es una forma de atestiguar que alguna vez algo exisitió supongo :D! Pero el tiempo hace lo suyo en todo. Nuestro deber es no permitir que todo cuando apreciamos caiga en el olvido. Saludos! y muchas gracias.


Gracias por tu comentario XD!

Ernesto Moré dijo...

Que padres están tus fotos, donde es eso?? porque se ve de ese color el agua? :O

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Ernesto Moré:

¡Gracias! Es mi adorado pueblo entre Puebla y Oaxaca. Es desértico, árido y de calor seco. El agua se ve así porque es bastante transparente y deja ver el suelo del barranco, este suelo es de color arcilla, un lodo bastante fino y lavado muy peculiar por allá, en donde casi toda la tierra es de color rojo.


¡Gracias por tu comentario XD!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...