Blogger templates

jueves, abril 19, 2012

:: En Zinacantán ::

Zinacantán (01)

Tener que dejar San Juan Chamula fue tarea difícil, sobre todo porque, pese a las limitantes de ser un fuereño buscando hacer fotos, quería quedarme a ver cómo se llevaba a cabo la festividad de viernes Santo. Pero decidimos dejar el lugar, ya que talvez faltarían algunas horas para que diera comienzo, así que pensamos que era propicio ir a conocer más lugares. El siguiente destino fue Zinacantán.

Zinacantán (02)

Zinacantán (03)

Zinacantán (04)

Al igual que San Juan Chamula (hogar de aquel personaje Juan Pérez Jolote), Zinacantán guarda una historia en especial destacada; por ejemplo, la región antes se conocía como Sots’leb (Lugar de murciélagos) porque había una cueva de murciélagos que en alguna época fueron adorados como divinidades por los locales de ahí; sólo que “cambió” a Zinacantán porque los conquistadores llegaron acompañados por aztecas y tlaxcaltecas y éstos dos últimos traducían al náhuatl nombres que estaban en otra lengua. “Bueno, entonces don señor blanco de rizos largos y de barba abundante, que el nombre es tal, pero traducido se pronuncia así, si quiere...”.

Zinacantán (05)

Zinacantán (06)

Zinacantán (17)

Y por si fuera poco, la diplomacia de aquellos tiempos era bastante notoria en Zinacantán ¿Y ahora no? Pues vaya usted a saber, que no me di el tiempo necesario más que para preguntar a dónde quedaba el museo. Cuando llegaron los españoles les permitieron asentarse en el valle de Jobel para fundar la ciudad que hoy es San Cristóbal de las Casas ("Ciudad Real" como dijeran los tatara tatara tatara abuelos) con tal de obtener de los conquistadores apoyo contra sus enemigos vecinos (los chiapas y chamulas). Es decir, no hubo oposición a la conquista por parte de este pueblo sino una negociación sacando ventaja de la presencia española a su favor.

Zinacantán (07)

Zinacantán (08)

Zinacantán (10)

Con respecto a la evangelización cristiana llevada a cabo por los misioneros dominicos en esa zona, no hubo tampoco una resistencia sino un sincretismo (mezcla que mantenía características de partes participantes, pues) que permitió que muchas tradiciones subsistieran hasta el día de hoy con marcados elementos prehispánicos. Desde la llegada de los misioneros dominicos hasta su salida en la segunda mitad del siglo XVIII, el Patrono del pueblo fue Santo Domingo de Guzmán, sin embargo, por razones que aún no quedan claras, San Lorenzo mártir se convirtió en el patrono titular del Pueblo.

Zinacantán (24)

Zinacantán (33)

Zinacantán (31)

En Zinacantán se conservan aún trajes tradicionales para uso cotidiano, no sin una evidente evolución, que dan cuenta de un profundo arraigo de antiguas costumbres. Los hombres usan una especie zarape de algodón tejido en telar llamado “pok'u'ul”. Antiguamente era de color blanco. A partir de los años setentas se alternaron el hilo blanco con el rojo, lo cual hacía que de lejos diera la impresión de ser color rosa. En los años noventas se usó completamente rojo. Desde el 2000 se han comenzado a usar colores oscuros como el azul, verde y morado. Junto con el oscurecimiento de los colores se han venido incluyendo motivos florales que comenzaron tejiendo a mano. En las fiestas usan también una camisa tejida a mano color blanca que denominan “mokiteil” y si se tiene algún cargo también usan un paño llamado “pok'” alrededor del cuello.

Zinacantán (20)

Zinacantán (26)

Zinacantán (28)

Lejos del diseño observado en San Juan Chamula, las mujeres usan una blusa tejida a mano y bordada a máquina con motivos florales. Para cubrirse del frío se ponen su “moxib” o “moxibal” que ha venido variando sus colores del mismo modo que el “pok'u'ul” que es la prenda masculina equivalente. La falda es de color oscuro y suele llevar algunos motivos florales discretos bordados a mano. Algo también diferido respecto a San Juan Chamula, es la aceptación con el paradigma del turismo a nivel fotográfico; es decir, desde que entras al pueblo debes pagar en una caseta de turismo ($15.00 MX) para poder entrar plenamente. Esto es bueno porque, entre muchas cosas, te indica que se tiene tolerancia respecto a pasear y desear tomar fotografías del lugar (ya depende de ti con qué tanta imprudencia haces uso de este derecho, claro), lo que te brinda tranquilidad para pasearte por las calles de este hermoso lugar y disfrutarlo con totalidad. Y lo similar respecto a su vecino, es precisamente que las tradiciones son idénticas, y en realidad no es de sorprenderse, seamos sinceros.

Zinacantán (29)

Zinacantán (12)

Zinacantán (14)

Zinacantán (15)

Aunque en esta ocasión tampoco entré a la iglesia principal (y digo principal porque era la más concurrida sabiendo que creo que hay otras dos más, cerca) pude entrar a una capilla cercana donde se apreciaba un altar erigido a San Esquipulas, y entre cosas un tanto comunes como flores y veladoras, muchas estatuillas de toritos blancos y negros, cuyo significado hasta ahora desconozco. Sin embargo, la devoción permanece, y con ella la muestra tradicional de este pueblo que se ve que en cada festejo brinda lo mayor posible para mantenerlo.

Zinacantán (16)

Zinacantán (34)

Zinacantán (25)

Así, de principio, es la tierra en donde se da el durazno, fresca, tranquila; con muchos invernaderos a sus afueras en donde talvez cultiven flores y frutos; y con sus adentros aún marcados en este tiempo por los colores locales de la identidad tzotzil y por el carácter serio pero no menos cálido, de sus pobladores, que en un mar colorido aguardan a las afueras del templo donde yace colgado, sí, un “judas”, que terminará siendo quemado como parte de un simbolismo tradicional que aún permanece vigente en esta hendidura de terreno que es protegida por lomas puntiagudas que no han hecho sucumbir al Zinacanteco, porque éste les ha construido sobre ellas sin importar lo difícil que parezcan recorrerse a pie.

Zinacantán (19)

Zinacantán (18)

Zinacantán (32)

Pueblo tranquilo, pueblo del hombre y de sus creencias y tradiciones, pueblo Chiapaneco y devoto; que a lo largo de los años ha preferido hacerse a la idea de las influencias exteriores y evolucionar con ella, que apartarse y negar la fascinación de dar a conocer su cultura. Entre muchas cosas más, tal es la impresión que me ha dejado Zinacantán…

Zinacantán (09)

Con gusto, te comparto la galería:

1 comentario:

Nelson Souzza dijo...

Hello! My first visit, will visit you again. Seriously, I thoroughly enjoyed your posts( really interesting blog). Would be great if you could visit also mine...Thanks for sharing! Keep up the fantastic work!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...