Blogger templates

sábado, julio 21, 2012

:: Mochiviaje a Xetulul ::

Mochiviaje Xetulul (02)

El telón se abrió luego de que las luces en el teatro de Francia se apagaron… La música de fondo entonces descubrió poco a poco el Concierto para Violín No. 5 en La Menor ("Rondo Andantino Quasi Allegretto") de Paganini a la vez que un hada blanca sosteniendo un quinqué bailaba para llegar desde el público al escenario; Señores míos, la magia comenzaba… Para cuando ella estaba arriba los demás personajes aparecían y así mismo se iban, la música cambiaba a una pieza interpretada por el cuarteto de cuerdas Bond, me parece que era “kismet”. Empezaron a aparecer colores foto luminiscentes que provenían de las ropas de los personajes que se mantenían en pie en el escenario; y todo se convirtió en una oscuridad con zonas lumínicas en movimiento allá sobre la duela, y estáticas en las butacas desde donde todos veíamos absortos el espectáculo de Xetulul.

Mochiviaje Xetulul (03)

Mochiviaje Xetulul (04)

Increíble, así, sin rodeos ni tapujos; la escenografía es delirante detrás del árbol viejo que habla y bajo la mirada vigilante y brillante del búho ermitaño del bosque; los magos, ilusionistas, acróbatas y bailarines se habían apoderado del lugar antes que, desde arriba en los tribunales y a su vez sobre la mitad del escenario, tres acróbatas tomaran cortinas blancas e hicieran figuras estáticas sobre nuestra vista. Pero no fue todo, todos sin excepción caímos extasiados ante la nostálgica y divertida actuación del mimo del sombrerón que vehementemente buscaba hacerse de una luz para el quinqué, el mismo que llevaba el hada al principio de la obra y que perdió su luz a mitad del acto, pero que gracias a la perseverancia e inventiva del mimo logró tener luz nuevamente y seguir alumbrando desde el escenario. Fueron varios minutos de volver a reír como niño, de sorprenderse en el mágico ambiente del teatro, y de disfrutar de la compañía de los amigos, ahora todos vueltos infantes tal como yo, ya que ninguno pudo hacer frente a los efectos secundarios de entrar a este parque.

Mochiviaje Xetulul (01)

Desde mucho antes del día esperado la emoción se percibía, pero no fue si no al entrar al parque que pude ver nuestras expresiones de estar ahí, y de saber que era real al fin. Qué raro, no había perdido el encanto este lugar ni por un instante; a tan sólo un poco más de un mes de haber ido por primera vez, me presenté; pero ahora con refuerzos: Diez más en una misión kamikaze que buscaba hacer frente a las emociones fuertes de cada atracción mecánica en cada país.

Mochiviaje Xetulul (05)

Mochiviaje Xetulul (09)

Mochiviaje Xetulul (10)



Y aunque al principio nos intimidó un poco verlos de lejos (desde el paseo en el tren), poco a poco, y ni siquiera desayunados, fue que nos decidimos a subir al (según a primeras instancias) más monstruoso de todos: La avalancha. Ese aparato que te regala un viaje de un poco más de un minuto y que logró, encima de despertarnos la adrenalina (y el hambre quizás) y acelerar nuestro ritmo cardíaco, hacernos sentir nuevamente como niños ansiosos de ver, hacer y probar todo cuando fuera posible en Xetulul. Ya luego de comer unas tortas alemanas, fue que a los demás juegos nos dirigimos a mostrar nuestras fuerzas…

Mochiviaje Xetulul (14)

Mochiviaje Xetulul (15)

Mochiviaje Xetulul (19)

Ahora sí, no hubo juego que hubiera sido pasado por alto. Desde la avalancha, sí, repito una y otra vez porque no fue una sola vez que la montamos; pasando por los “Autos chocones”, “El galeón” (este barco de tan amable y dócil apariencia que acabó sorprendiendo a todos por la calidad del volumen conseguido en los gritos de la gente, pese al nudo en la garganta bloqueada que seguramente a más de uno ha de afectar); “Il Ciclone” que te permite ver varios de los más panorámicos y altos paisajes del parque, sólo que con una pequeña distinción: De inicio, que es de cabeza; y en segundo, que la fuerza centrífuga hace que casi casi se te salga el espíritu (más cuando por ningún motivo cierras los ojos) y puedes ver casi de frente a tu cuerpo desmayado allá abajo en el césped.

Mochiviaje Xetulul (31)

Mochiviaje Xetulul (32)

Mochiviaje Xetulul (35)

Mochiviaje Xetulul (37)

Mochiviaje Xetulul (39)

O el “Strugenzen”, del que, al igual que otros juegos, no conseguí fotografías porque preferí subirme a disfrutar del vértigo y de la emoción de gritar junto a mis compañeros, pero que sé que alguno de ellos que no subieron pudo conseguir buena tomas de nosotros; o la “Góndola Salpicona” que nos dejó completamente empapados a varios pese a no estar en la parte de enfrente del flotante; o incluso el carrusel, que pertenece, al igual que las sillas voladoras, a la categoría de juegos "relax" del parque pero que bajo ningún motivo les hicimos a un lado.

Mochiviaje Xetulul (40)

Todo fue genial, sin mencionar que es el primer mochiviaje que realizamos al extranjero, y que por definición se puede catalogar como el primer mochiviaje internacional hasta ahora registrado. Ha sido una gozada, y el vivirlo con 10 personas más hace que sea 10 veces más intenso. Ahora, a preparar el siguiente mochiviaje…

Mochiviaje Xetulul (29)

Y a planear también, por qué no, el regreso a Xetulul...

Mochiviaje Xetulul (28)

A todos ellos, por intensificar la diversión a la décima potencia.

Con gusto, les comparto la galería:

7 comentarios:

Ernesto Moré dijo...

Me gustó la pirámide, no sabía que Guatemala tuviera lugares tan padres.
¿Es caro viajar a Guatemala o todo es del mismo precio que en México?

Ya me dio ganas de ir xD

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Ernesto Moré:

Desde hace algunos años yo tenía cierta noción pero ahora es que me he animado a ir. Y sí, tiene lugares increíbles; no sé por qué aquí en Chiapas no hay algo similar. Guatemala no es realmente caro; su moneda (El Quetzal: Qz) ronda por los 1.65 pesos la unidad, lo que significa que el peso vale menos y que al hacer el cambio disminuye la cifra de lo que tienes, sin embargo el valor adquisitivo es muy similar allá porque respecto a su moneda, las cosas están un poco más baratas. Vale la pena visitar este país :)


Gracias por tu comentario XD!

Irtra es Felicidad dijo...

Hola Eduardo te hablamos en representación de IRTRA, hemos visto tus imágenes y nos encantaron. Pedimos tu autorización para poderlas utilizar en nuestra Fan Page de Facebook. Cualquier duda puedes escribirnos a irtradigital@gmail.com. ¡Feliz día!

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Irtra es Felicidad:

¡Hola! Muchas gracias por las palabras. Al contrario, sería todo un honor para mí que fuesen usadas en su Fan Page, siéntanse en la libertad de hacerlo por favor.

¡Feliz día y muchas gracias a ustedes por brindar días inolvidables de diversión!

IRTRA es felicidad dijo...

Gracias Eduardo por dejarnos utilizar tus fotografías. Para verlas cuando las publiquemos puedes seguirnos en: https://www.facebook.com/irtrafanpage. ¡Feliz día!

Anónimo dijo...

EDUARDO una pregunta le tomaste alguna foto auna edecan que estaba en la feria alemana

Eduardo Robles Pacheco dijo...

No que yo recuerde, sólo tomé esta foto de un mimo y una payasita cerca de Alemania:

http://www.flickr.com/photos/eduardorobles/7373711408/in/set-72157630131162726

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...