Blogger templates

domingo, octubre 19, 2014

:: Unas horas en Tehuantepec, Oax. ::

Minutos de Tehuantepec (01)

Domingo, Abril 13, 2014. Aunque el destino final era llegar a Chazumba, hicimos una pequeña escala en Tehuantepec, territorio ya Oaxaqueño; principalmente para conocer al nuevo integrante de la familia y celebrar brevemente el cumpleaños de mi prima Idalia.

Lo poco que pude apreciar de Tehuantepec, (dentro de ello ese calorcito denso particular de Semana Santa) me resulta interesante porque este lugar tiene tintes diversos que logran captar mucho la sensación del viajero, y aunque no tuve contacto con tales aspectos, casi todo mundo sabe de qué va esto: Tal es el caso de la gastronomía, la música, el carácter de su gente, sus hermosos estilos de trajes istmeños, y sus tradiciones.

Minutos de Tehuantepec (03)

Apenas pude ver de lejos y escuchar por parte del taxista (y luego confirmado por mi prima) un aspecto relacionado a una cueva que se encuentra en el corazón de un cerro que emerge en una parte del municipio y cuya entrada puede verse desde la carretera. Al parecer, esta cueva, que ya tiene su nombre e identificación local (pero que no recuerdo lamentablemente), es el lugar en donde cada año, en esta época de Semana Santa, se realizan las procesiones y en especial una tradición que aún no conozco mucho, sin embargo, en esta fuente puede leerse:

“La mayor atracción será en el Centro de la ciudad con las procesiones del Centurión de las iglesias del barrio Laborío y San Sebastián que desde antaño realizan la tradicional ceremonia ritual basada en el encarcelamiento de la imagen de Nuestro Padre Jesús y su custodia a cargo de un hombre encapuchado.
Para el Viernes Santo se prevé que a la procesión del barrio Lieza acudan más de 2 mil personas a presenciar la representación  de la Pasión y Muerte de Jesucristo así como la subida de la Cruz Pasión Cueva en el cerro del mismo barrio.”

Así que supongo que el nombre que se le da al cerro y probablemente a la cueva, es “Lieza”. Espero tener la oportunidad de presenciar esto y conocer más acerca de esta tradición local para confirmar esta suposición.

Minutos de Tehuantepec (04)

Minutos de Tehuantepec (06)

Pude también desde cierta distancia, apreciar la iglesia de Santa María, ubicada en el barrio del mismo nombre, que es el barrio donde vive mi prima; de hecho, tiene prácticamente a la iglesia en la esquina de su calle. Parece que esta iglesia se convierte en la anfitriona de una fiesta en los primeros días del mes de febrero, lo que me recuerda inevitablemente que en Tuxtla Chico por esas fechas tiene la celebración de la candelaria, y aunque ambos lugares andan de fiesta, la manera de celebrar sí marca notablemente la diferencia:

“Se comienza   la  fiesta  el  01 de Febrero, con la  tradicional Fiesta de Pito y Caja a partir de las  8 de la noche que consiste en tocar un   pito (flauta de carrizo) y caja (tambor de madera y cuero de venado),  dando un recorrido por todo el suburbio y  barrios  vecinos para con esto anunciar que  en días próximos estarán de fiesta. El día  02 de febrero se organizan todos  en casa del mayordomo, llevando ramos de  flores, y una vez  ya  concentrados  una  gran agrupación acuden a  ritmo  de la música tradicional del lugar para ir al templo de Santa María y pagar la misa.” Leído Aquí

Minutos de Tehuantepec (07)

Al seguir la marcha en el viaje y dejar por ahora Tehuantepec, pude recorrer brevemente algunos de sus callejones que nos recuerdan que en efecto, los barrios son la manera en cómo aquí está distribuida la mancha urbana todavía.  

“El organismo de la unidad socio-política de los antiguos pueblos de México era el barrio. El barrio, que los aztecas llamaban calpulli, estaba integrado por miembros de una misma familia, o bien, por oficios, como el barrio de los artesanos y el de los comerciantes. Al llegar a México los conquistadores españoles, observaron que este tipo de asociación les iba a ser útil para su plan colonizador y muy lejos de hacer desparecer a la confederación de barrios, la protegieron, la reorganización y le adaptaron los lineamientos de los pueblos occidentales para su fácil manipulación.” Leído Aquí.

Minutos de Tehuantepec (08)

Y como apenas pude saborear una cucharada de este dulce llamado Tehuantepec, mi antojo no se ha saciado, y esto hace que me plantee el hecho de que regresar y degustarlo más es, de hecho, imperativo. Por lo pronto, retomo mi camino hacia Chazumba…

Minutos de Tehuantepec (10)

3 comentarios:

Juan Perez dijo...

como siempre carnal, muy xhidas tus fotos, xhingones colores.

@eduardorobles dijo...

¡Muchas gracias! :-) Ahí vamo, ahí vamo...

Raul Mena dijo...

El cerro se llama Cerro de Lieza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...