Blogger templates

martes, abril 26, 2011

:: Alfombras de aserrín ::

En Mazatenango (01)

Jueves 21 de Abril. 5:30 a.m. Todo estaba listo, tenía la maleta y la funda con la cámara dentro lista: Pila cargada, filtro UV puesto y el Polarizador listo para cualquier situación, la mochila no, no llegó para la ocasión, ni modos. La travesía iniciaba rumbo a algún lugar de Guatemala...

En Mazatenango (03)

El primer punto de este viaje era llegar a la frontera, pero esta vez no a Talismán para pasar a Malacatán, sino a Cd. Hidalgo. De ahí pasar por el río Suchiate, cruzarlo y llegar al otro lado, a Tecún Umán (Ayutla). Puedes pasar de dos formas: De la legal, mediante el paso aduanal pagando una cuota mínima; o bien, cruzando en cámaras el río pagando una cuota no tan mínima ¿Por qué hacerlo de esta forma si salía más caro? Simplemente por apoderarnos de la sensación de hacerlo. Cruzar por el río te da una perspectiva diferente de la frontera, además de ser una vía muy popular para aquellos que deseen pasar cosas o productos de un lado a otro sin hacer declaraciones a las autoridades.

En Mazatenango (02)

Entonces, después de viajar por cámaras de tractor, llegamos a Tecún Umán. Apenas llegando (como 5 minutos después) abordamos triciclos Lima, Diana, Iliana, Tonchis (Sonia) y yo rumbo a la Terminal. Era temprano, y lo curioso fue lo siguiente: Abordamos el transporte a Cd. Hidalgo a las 5:50 y llegamos al río a las 6:30 a.m. Al cruzarlo, eran las 5:35 a.m. allá. Sí, es curiosa la sensación de cómo el cruzar el río hace que te encuentres en otro país con otro uso horario. Por si fuera poco, venía lo más interesante: El cambio monetario. Nos detuvimos antes de llegar la Terminal por unos segundos a cambiar nuestra moneda. El cambio estaba aprox. a $1.53 el Quetzal. De $ 1,000.00 MX que entregué me devolvieron Q650.0. Fue aún más notorio el cambio de país.

En Mazatenango (04)

En Mazatenango (05)

Llegamos a la Terminal y abordamos un camión hacia nuestra próxima parada: Mazatenango. Fueron casi dos horas de viaje y apenas llegando nos dirigimos al parque en lo que Lima localizaba la casa de su hermana para luego ir por nosotros y después regresar todos a la casa de ella. Mazatenango me pareció sorpresivamente generoso, en realidad no esperaba mucho de ahí. Y no me malinterpreten, lo que pasa es que como teníamos ya un destino fijado, no pensé en detenerme mucho en los puntos intermedios; pero vaya que fue ahí en donde tuve los primeros alientos de aire de belleza.

En Mazatenango (06)

En Mazatenango (07)

En Mazatenango (08)

Luego de desayunar y de adentrarme poco a poco a los modismos “Chapines” (Chapín se le denomina a algo originario de Guatemala, aún no sé si es folklórico su uso o si es despectivo; si alguien lo sabe con más profundidad que yo, por favor corríjame) salí con Lima y su sobrino a comprar pan para llevar a nuestro destino.

En Mazatenango (09)

“Desde ayer a las 1:30 de la tarde que ya no encuentras variedad de pan; por las fechas todo se acaba rápido. Es más, hay quienes hacen encargos desde hace 3 meses…”

En Mazatenango (11)

En Mazatenango (12)

Debo decir que ya no pude llegar a la panadería, de sorpresa volteé (bueno, ya había notado antes a una de tantas mientras llegábamos en el “Moto-taxi” al parque) hacia una alfombra colorida que era realizada por un par de personas sobre la calle. “Continúen ustedes camaradas” que yo permaneceré aquí disfrutando de esta muestra cultural.

En Mazatenango (13)

En Mazatenango (15)

En Mazatenango (16)

En Mazatenango (17)

Por los lugares en donde habrá de pasar la procesión, las personas tienden a adornar con alfombras que van haciendo mediante la colocación manual de aserrín teñido de muchos colores, y cada alfombra de aserrín ha de mantener un diseño en particular y alusivo a la Semana Santa. Sabía que esto lo hacían en Antigua Guatemala, pero no imaginé que aquí también; ahora que recuerdo, no sé si en algún lugar de México hagan algo similar. A pesar de que suelen algunas veces utilizar moldes de madera para hacer detalles repetitivos como flores, cálices, corazones cristianos; en ciertas ocasiones hacen a mano trazos de tiza (gis) ó carbón dibujando grandes imágenes en específico. Observé cómo estaban apenas avanzando con el rostro de un Cristo y pude ver una Virgen María caricaturizada que daba una impresión bastante tierna.

En Mazatenango (18)

En Mazatenango (20)

En Mazatenango (24)

Además de flores en las calles, papel de china color negro y morado en las casas; otro elemento clave es la utilización del corozo como aromatizante, representación de la Cuaresma y Semana Santa. Aunque es también utilizado para hacer detalles en los tapetes y brindarles ese aroma tan distintivo.

En Mazatenango (21)

En Mazatenango (25)

En Mazatenango (19)

En Mazatenango (22)

Muchas personas participan en esto, aún no sé qué tan largo debe ser el tramo que se requiere adornar con las alfombras; pero requiere de mucho empeño. Como dato curioso: Mucha gente debe encargar en los aserraderos kilos y kilos de aserrín para después poder tenerlo y empezarlo a teñir con anilina por lo menos 3 días antes de su uso.

En Mazatenango (23)

Luego de ver por varios minutos, regresamos a casa. Después de algunos preparativos salimos hacia el parque nuevamente para tomar transporte hacia un lugar llamado Tequizate. Estando ahí pude probar las “granizadas” que es el equivalente a los “raspados” ó “cerros” de aquí de Tapachula. Lo especial de las granizadas es que constan de varias combinaciones de sabores, recuerdo que uno de los dos tenía choco-crispis, con sandía, leche quemada, tamarindo, y no recuerdo qué más; mientras que el otro tenía jugo de ostión, klamato, salsa maggi, algo de picante, “Nachos” triangulares de Sabritas (que allá no es así, la marca se llama “Frito Lay”) y muchos ingredientes más que aún no recuerdo y que mi paladar no pudo más que disfrutar, por más que la curiosidad propiciara al reto de la adivinación (y es que en realidad no vi el momento en que las prepararon).

En Mazatenango (27)

En Mazatenango (28)

Y ya con las granizadas en mano, abordamos el transporte hacia la Terminal, para ahora dirigirnos a Tiquisate, pero eso y lo demás, ya vendrá en otro post...

Con gusto les comparto la galería:


¿Qué te han parecido las alfombras de aserrín? ¿Habías visto algo similar ya?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Primo precioso! Conoces mucho lugares espero pronto me invites a uno de tus viajes (San Cristóbal por favor jajaja) y si esas alfombras las hacen en varios lugares en México, pero de alguna que haya visitado es la de Huajuapan el 24 de Julio en honor al Sr. de los Corazones es algo extraordinario verlas son en las calles principales de Huajuapan. Te veo muy pronto primo, saludos y un fuerte abrazo. Tus fotos como siempre hermosas.

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Prima:

¡Hola prima! Pues ahí vamos conociendo poco a poco nuevas cosas jejeje!, a ver que día nos organizamos y salimos al lugar que desees. Ah mira! En Huajuapan entonces… Qué maravilla :-D! Cuídate prima, aquí te estamos esperando XD!

ѕocιaѕ dijo...

Wow, cuando yo vivía en Puebla siempre veíamos esas alfombras en semana santa, todo un arte hacerlas, lastima que duran tan poco y a veces no nos damos el tiempo de apreciarlas, es una bonita costumbre, y tu como siempre nos traes las mejores tomas.
Un abrazo

Eduardo Robles Pacheco dijo...

socιaѕ:

¿En serio? ¡Vaya! Es grandioso saber que también en nuestro país, en varios lugares, se hacen cosas como esta. Requieren un alto grado de dedicación para el tiempo que permanecen intactas por las calles, es verdad. Me alegro que les hayan visto ustedes también, porque entonces saben a lo que me refiero cuando hablo de ello, y eso es una gran conexión =D! Saludotes y muchos abrazos!!

Gracias por sus comentarios XD!

Steffi dijo...

I actually enjoyed reading through this posting.Many thanks.




Alfombras Lan

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...