Blogger templates

jueves, marzo 18, 2010

:: Llueve después de tanto ::



Hoy ha caído la primera lluvia del año aquí en Tapachula…

Me tomó por sorpresa, fue una visita maravillosa, algo mágico. Hace mucho que no veía llover aunque ya con anterioridad se había visto nublado el cielo. Se dejó venir el murmullo del goteo en las láminas de las casas aledañas a la oficina; y yo sólo miré hacia arriba con la incredulidad de un pobre mortal.

No tardó mucho, de hecho tardó lo necesario para disfrutarle; para recordar cuando veía llover aunque no cayera agua del cielo; en ese tiempo en que el agua de la lluvia sabía a trozos de cristales de paz y de avenencia. Y tuve que trabajar casi todo el día. Salí tarde…

Al final oscuro todo, apenas distinguía la silueta de mi bicicleta, y cuando la tomé del asiento sentí mojado. Sonreí. La primera lluvia que pasa conmigo. Afuera fue algo diferente, las calles oscuras se veían más oscuras de lo habitual, estaban mojadas. Habían pequeños espejos elípticos tirados en las banquetas que reflejaban las luces de los faros; la brisa de entre los almendros golpeteaba en mis pestañas exigiendo que definiera ese aroma, ese aroma a tierra mojada; ese aroma a escarbar agujeros en el patio y sacar las raíces del cocotero para esconder mi frasco de monedas. Ese aroma a recostarme en su regazo en la hamaca y ver la silueta de las palmeras gigantes que danzaban cuando me dormía apenas escuchaba la canción de la luna.

Caminé un rato sin andar en bici, y en verdad que no hacía tanto calor, raro. Se sentía el viento más fresco y la noche auguraba buen descanso. De repente llegó el aroma efímero de la lluvia… Era como si hubiesen regado té de manzanilla por la ciudad, así olía; así sabía el aire, así recordaba. Y una vez andando en la bicicleta sentí el tímido frío de la ciudad conforme aumentaba la velocidad de mi desplazamiento; era tan fresco como andar de noche en San Cristóbal, y casi así de romántico…

El trayecto fue veloz, entre más rápido más frío se sentía, y más recordaba mi futuro. Apenas he llegado a casa, después de un día en el que se nos concedió algo de lluvia. Espero que llueva pronto, para darle toda mi atención. Me ha robado una sonrisa y sé que esta noche podré ahora sí descansar, descansar en paz…

8 comentarios:

SrItA. mUeGaNiTa =D dijo...

Si prestara mas atencion a los detalles de la vida... quiza no seria como soy, una vez mas, me has hecho aprender...

Apapachos!!!

:)

PD. Disfruta tu FUTURO!

MIN... dijo...

Fresco como andar de noche en San Cristobal?????

Eso no es "fresco"!!! Eso es Muerte segura por hipotermia!!

Yo tengo una regla: si baja de 30° es frío y muerte segura por congelamiento....

Pero coincido en que es mágico cuando llueve, sobre todo cuandp te agarra la lluvia por sorpresa

Taker dijo...

La lluvia por si sola es hermosa, y sumada a los sonidos y aromas es aún mejor. El aroma a tierra mojada, excelente también.

A veces no nos damos tiempo para disfrutar de cosas asi de simples (bueno, también está que no llueve diario).

Saludos

eltauromquico dijo...

Y llegaste a tu casa en bicicleta y con el culo humedo

ѕocιaѕ dijo...

y lo que sonlas cosas, hoy por fín salio el sol por estos rumbos, casi toda la semana.
Pero claro cuando llega la lluvia despues de tanto tiempo, vaya que se disfruta y con muchas ganas.

Eduardo Robles Pacheco dijo...

SrItA. mUeGaNiTa =D:
Bueno, uno es como es por algo; además, ¿Quién te asegura que no prestas más atención que muchos de nosotros? Jejeje
Apapachos XD!
P.D. Lo hago =D!


MIN...:
Jajajaja es que cuando vives en mi ciudad la perspectiva cambia, mira que decir 40° a la sombra es realmente frustrante; y con ello, SanCris parece fresco XD!
Pero sí, la lluvia es un fenómeno vital para todos.


Taker:
Sí, es como si fuera una reacción en cadena que agudiza tus sentidos; sinceramente es de las cosas tan básicas que aún nos pueden hacer sonreír.
Saludos!


eltauromquico:
Ahora que lo mencionas, es lo más seguro; pero ni siquiera reparé en ello XD! Fué la primera lluvia del año! Un culo húmedo puede esperar =D!


socιaѕ:
Jajajajaja Órale, pues sí; lo que son las cosas…También tenemos en el otro lado de la escena a nuestro grandioso Sol. Eso lo experimenté con el Stan; semanas de lluvia y nada de Sol, hasta que se coló por las nubes anunciando un momento de tranquilidad.



Gracias por sus comentarios XD!

Jaime Rivera dijo...

Siempre he vivido en lugares donde llover es algo súper común y nunca lo he extrañado. No dejo de pensar que es algo lindo, pero no me hace sentir asombrado, como te leo. Me gustó mucho experimentar ese sentimiento a través de tu texto.

Eduardo Robles Pacheco dijo...

Jaime Rivera:

Fíjate que aquí en Tapachula era muy común que lloviera la mayor parte del año; después de un par de décadas eso ya cambió mucho: se retrasan las lluvias y el calor parece aumentar cada año. Tales cambios hacen que uno sienta cierto extrañamiento porque ya no es como antes, y la nostalgia viene porque un se imagina que dentro de poco ni lluvia caerá; por eso, ahora que aún llueve, es bonito apreciarlo.


Gracias por tu comentario XD!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...